Factores que afectan las maniobras

 

 

Los barcos de motor con carena de planeo tienen mucha obra muerta y poco agarre en el agua y el viento puede empujarlos fácilmente sobre la superficie del agua. En cambio, los barcos con carena de desplazamiento son menos afectados por el viento, pero más por la corriente.

 

Viento

Se debe prestar atención a la dirección del viento, mediante las banderolas del muelle y las veletas situadas en el tope de los mástiles de los veleros, o mirando la superficie del agua. No es mala idea instalar una bandera o una veleta en los barcos de motor.

  • Como la proa tiene menos agarre en el agua que la popa (donde están las hélices y los timones), el viento siempre empuja la proa. Por esta razón, resulta muy difícil mantener la proa de una embarcación a motor en el eje del viento. Si dejamos que el barco se oriente de un modo natural, se colocará de través al viento o con el viento por la aleta.

  • Si el barco está moviéndose despacio o está parado, el viento lo hace derivar hacia un lado. El abatimiento puede aprovecharse en algunas maniobras de atraque, aunque se requiere tener un buen cálculo mental del espacio para evitar derivar hacia sotavento y chocar contra posibles obstáculos. Los barcos de motor parados pueden derivar a una velocidad equivalente al 10% de la velocidad del viento: es decir, con un viento de 20 nudos, un barco de motor derivaría a dos nudos.

  • La manera más fácil de mantenerse en una posición determinada cuando hace viento, es dar marcha atrás despacio y colocar la popa en el eje del viento. Al dar marcha atrás, el centro de giro se desplaza hacia popa. La popa busca el eje del viento y la proa puede alejarse hacia sotavento.

Corrientes

Actúan como pasillos rodantes, y desplazan en una dirección determinada. Al navegar a motor en la misma dirección de la corriente, el barco se desplazará a más velocidad sobre el fondo y llegará a su destino antes. Al navegar en contra de la corriente, se tardará más en llegar aunque el desplazamiento por el agua sea con la misma rapidez, ya que la velocidad sobre el fondo es menor.

Al atracar un barco con la proa apuntando hacia la corriente irá más despacio sobre el fondo, al mismo tiempo que mantendrá una adecuada velocidad mínima de gobierno.

Trucos para averiguar la dirección de la corriente:

  • Burbujas en el agua detrás de algún barco amarrado.

  • Un barco atracado que deja una estela.

  • Amarras tirantes que indican que se produce tensión desde uno de los lados.

  • Algas flotando corriente abajo.

  • Agua acumulada alrededor de pilotes y boyas.

  • Acelerar el motor despacio por el canal mirando hacia dos puntos alineados por la proa para averiguar la corriente. La corriente puede ser menos fuerte junto a la orilla, y a veces se produce una disminución de su intensidad en las marinas o muelles.

  • Cuando la corriente y el viento tienen direcciones diferentes, conviene averiguar cuál es más fuerte, avanzando despacio a través de la corriente y determinando hacia qué lado es empujado el barco.

Virar

Los motores, centros de giro, timón, chorro de la hélice y efectos evolutivos de la hélice sirven para compensar el viento y la corriente. Aunque el viento y la corriente también pueden ayudar a maniobrar mejor el barco.

 

 

 

Conviene visualizar la virada antes de realizarla e intentar utilizar los elementos en beneficio propio. Si el viento y la corriente están presentes, se debe poner siempre la proa hacia ellos, para reducir la posibilidad de ser empujados hacia sotavento o corriente abajo.

Algunos consejos:

  • Utilizar las mínimas revoluciones posibles: los barcos con motores dentrofueraborda y los de dos hélices normalmente sólo requieren poner el motor al mínimo.

  • Los barcos de una hélice pueden necesitar un pequeño acelerón, pero sólo cuando el timón esté a la banda.

  • Deje momentáneamente la palanca de control en punto muerto cuando vaya a cambiar de marcha adelante a marcha atrás, para no dañar los engranajes.

Virar con un barco de una hélice

Dar pequeños acelerones adelante y atrás. Estos acelerones hay que darlos sólo cuando la rueda esté a la banda, para que el timón pueda desviar el chorro de la hélice bien lejos y transmitir su potencia al giro, y no al avance hacia delante.

  • Un acelerón normal debe durar dos segundos, dependiendo de las condiciones meteorológicas.

  • Se coloca el barco en el centro del espacio, si se está demasiado a babor, la proa puede chocar contra el muelle.

  • Maniobre despacio ya que si se acelera mientras el barco está girando se amplía el círculo de giro.

  • La rueda toda a estribor y dar un acelerón marcha adelante. Después poner punto muerto.

  • Asegurarse que proa y popa están libres de cualquier obstáculo. Observar la proa para controlar la velocidad de giro.

  • Si la velocidad de giro disminuye o si el espacio por la proa es reducido, dar marcha atrás. En estos casos, no sirve de nada tocar el timón, pues no hay espacio suficiente para alcanzar la velocidad de gobierno.

  • La arrancada y el efecto evolutivo de la hélice hacen girar el barco.

  • Poner punto muerto y controlar el giro.

  • Dar otro acelerón adelante. Poner punto muerto.

  • No mover la rueda en ningún momento y dejarla a la banda.

  • Una vez el barco esté en la dirección adecuada, enderezar la rueda y poner el motor adelante al mínimo.

Virar con un barco de una hélice con viento

Es conveniente llevar la proa a través del eje del viento. Una vez que la proa ha pasado dicho eje, el viento la empujará en la dirección deseada.

  • Con el timón a la banda a estribor, acelerón avante. Punto muerto.

  • Vigilar el espacio a proa y a popa. Atención a la dirección del viento: conviene acercar la proa al eje del viento.

  • Si la velocidad de giro disminuye o si el espacio por la proa es reducido, dar marcha atrás.

  • Volver a dar marcha adelante cuando haya espacio libre. La única manera de que la proa pueda cruzar el eje del viento es dar acelerones marcha adelante. Una vez que la proa ha cruzado dicho eje, el viento la hará girar.

  • Vigilar el espacio y la deriva. Cuando el barco esté en la dirección adecuada, enderezar la rueda. Poner el motor al mínimo en marcha adelante.

Barcos de dos hélices

Tienen gran capacidad de maniobra. Acelerando con un motor marcha adelante o marcha atrás se consigue una virada suave. Dar marcha adelante con un solo motor es una técnica útil cuando se navega en una marina o un puerto, pues permite llevar poca velocidad y al mismo tiempo tener capacidad de maniobra.

 

Utilizando un motor adelante y el timón para desviar el chorro de la hélice de propulsión marcha adelante, se consigue un giro más cerrado.

 

Se puede lograr un giro todavía más cerrado utilizando ambos aceleradores al mismo tiempo. Con el motor de babor adelante y el motor de estribor marcha atrás el barco gira sobre su centro. Combinando el uso de los dos motores con la rueda a estribor, se crea un giro muy pequeño pues el timón desvía el chorro de la hélice del motor de babor.

 

  • Dar adelante despacio utilizando un motor cada vez. Dejar suficiente espacio para que la popa pueda desplazarse. Poner el motor de babor marcha adelante al mínimo, hasta que el barco se quede sin espacio.

  • Poner el motor de babor en punto muerto y el motor de estribor marcha atrás.

  • Poner el motor de estribor en punto muerto, y el motor de babor marcha adelante para completar el giro. Como cada motor se usa independientemente se requiere más espacio para realizar el giro.

  • Para un giro cerrado utilizando los timones y las hélices, se coloca el timón y se deja en la misma posición durante el giro, pues sólo es eficaz cuando el motor está funcionando marcha adelante. Este giro también se puede llevar a cabo utilizando un motor cada vez, sin embargo el timón aumenta la eficacia de la hélice en la marcha adelante.

  • También se puede utilizar un acelerador marcha adelante y el otro marcha atrás. Para lograr un giro aún más cerrado, utilizar también el timón. Con la rueda toda a estribor marcha atrás, el barco girará sobre su centro.

  • Si el barco deriva hacia delante durante el giro, puede ser necesario reducir las revoluciones, o poner en punto muerto el motor.

 

Virar con un barco con motor dentro fuera de borda

 

Exige el uso constante de la rueda, ya que ésta controla la dirección del chorro de la hélice. Para hacer una virada lo más cerrada posible hay que girar la rueda antes de poner en marcha la hélice, para que el chorro obligue al barco a girar y éste no utilice más espacio de giro desplazándose en marcha adelante. El chorro de la hélice durante la marcha atrás también se puede dirigir y se utiliza para ayudar a la virada.

Los pasos a seguir son: Punto muerto-girar la rueda-adelante-punto muerto-invertir la rueda-marcha atrás. Repetir la secuencia hasta completar la virada.

 

 

Please reload

Posts  Destacados

INSPECCIONES TÉCNICA PARA EMBARCACIONES DE RECREO

June 7, 2016

1/3
Please reload

Posts recientes

March 18, 2017

March 30, 2014

October 31, 2013

Please reload

Please reload

Siguenos
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

HORARIO

DIRECCIÓN

MANDANOS UN MAIL:​​

CONECTA CON NOSOTROS​:

Estamos a tu disposicón para informarte y atenderte en  tus dudas en el siguiente horario:

LUNES - SABADO

09:30 AM - 13:30 PM

16:30 PM  - 21:30 PM

09:30  - 21:30 PM

09:30 AM - 21:30 PM

TELFS. INFORMACIÓN

Tarragona 977 744 240
Zaragoza  675 725 818
Madrid  675 725 817
93

TARRAGONA

Plaça Mercat nº7
Sant Carles de la Rapita

TARRAGONA

info@nauticafocus.com

ZARAGOZA

ZARAGOZA

info@nauticafocus.com

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus
  • w-tumblr
  • w-flickr
  • w-rss
  • w-vimeo
  • w-youtube

MOVIL

675 725 818

FAX

977 743  002